Política

Rocio Higuera Sera//
El Baile del Mono de Caicara a la UNESCO, por Mario Valdez

rocio_higuera_sera_el_baile_del_mono_de_caicara_a_la_unesco_2C_por_mario_valdez.jpg

Foto referencial (30 de diciembre del 2018. El Venezolano).- El 28 de diciembre en Caicara de Maturín Estado Monagas , no se celebra el Día de los Santos Inocentes, es la celebración del Día del Mono . Miles de lugareños y turistas se dieron cita pata venerar esta tradición indígena. El Oriente del país festejó el tradicional “Baile del Mono“, una de las festividades más emblemáticas de Venezuela, Billos Caracas Boys la distinguió con una canción hace más de 40 años “Allá viene el Mono por el Callejón”. El baile es una manifestación folklórica donde una persona disfrazado de Mono es quien guía el baile, es el actor principal , los participantes previamente se pintan sus caras con añil, hollín y se tiñen la ropa de colores vistosos, usan  mucho el azulillo,  se van sumando agarrados por la cintura unos a otros y van formando una larga hilera, parecido a un tren humano, donde el Mono va a la cabeza con un fuete en la mano, repartiendo azotes a los que desobedecen sus instrucciones, bailando caracoleao, sumando al tren a todos los presentes que deben seguir las pautas del jefe de la danza.  El Mono mayor entona su canción “Allá viene el Mono, viene e Punta de Mata, lo vienen bailando, todos en una pata”; él da las órdenes de bailar agachao, en un solo pié, hacen saltos, las ordenes se acatan normalmente. El alcalde Humberto González y la Fundación del Mono de Caicara, están tramitando ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) , para que el popular Baile del Mono de Caicara se convierta en Patrimonio Cultural de la Humanidad. El Baile del Mono es Patrimonio Cultural del Estado Monagas, y de interés nacional. Cumpliendo con los requisitos El 28 de diciembre, la fiesta estuvo colorida, los participantes propios y los visitantes lucieron en sus rostros y ropas, el azulillo, las caras pintadas con onoto o caituco, que son requisitos entre otros de los pedidos por la organización internacional para ser aceptados en la máxima casa de la cultura con sede en Paris. Las autoridades no permitieron la utilización de pinturas de caucho o a color, ni música reggaeton, ni vallenato, lo que sí pudo sentirse fue el despliegue de seguridad , protección y control para los visitantes, lo que garantizó que las fiestas fueran un éxito. Todo indica que el Burgo maestre Humberto González, puso orden en  su jurisdicción. Las parrandas y las agrupaciones culturales se concentran en la plaza de El Indio y se van bailando hasta el Monódromo. Finalizado el recorrido por las calles y plazas del pueblo, las parrandas, agrupaciones musicales y el rio humano de gente se dan cita en el Monódromo, a la tarima suben los músicos y los representantes de cada sector de los participantes y les dan 20 minutos para interpretar temas inéditos o tradicionales en honor al Mono de Caicara. El famoso Sancocho de Guaraguara El baile es una danza indígena parecida al Maremare, que en sus orígenes la música era acompañada con instrumentos de viento llamados carrizos; ahora se usan tambores, instrumentos de cuerdas, como el cuatro y la mandolina, guaruras, ciriacos, cachos, maracas. La tradición indígena exalta las bondades de la tierra, de la naturaleza , le hace un reconocimiento, un premio a los cultivos que con gran esfuerzo hacían los Chaimas y Parias, es así como celebraban con esos rituales para obtener  buenas cosechas de maíz y algodón, que  desde hace más de un siglos le rinden culto al baile. El turista siempre encontrara los platos típicos de Caicara, como son el famoso Sancocho de Guaraguara, Sancocho de Chicharo con hueso y carne salada, el Sancocho de frijol con paticas de cochino y la infaltable cachapa con queso de mano. “Remembranzas Caicareñas” El Historiador, Cronista  y Periodista monaguense Juan José Ramírez, autor del Libro Remembranzas Caicareñas, asegura que “la toponimia lo remite a una Quebrada de Ceibas. Nosotros consideramos que el nombre de CAYQUARA, está ligado al Río Guarapiche, dador de vida y muerte, donde se concentra la cosmogonía indígena con los espíritus del agua. Estos conceptos trascienden la naturaleza humana y divina originaría de estas tierras pródigas, abiertas a propios y extraños, donde el caicareño entrega el corazón en cada apretón de manos”. “Para comer Guaraguara tienes que mojarte el fundillo” Caicara de Maturín es prodigioso, es un pueblo franco, de historia viva, de gente solidaria que han hecho de sus sueños realidad.  Tiene una ubicación geográfica ideal, sus tierras son fértiles porque las baña el río Guarapiche, los lugareños desde la época de los Chaimas lo llaman “Río de Piedras”. En el río padre monaguense, abundan los peces de agua dulce, pero esa es la zona donde se desplazan las Guaraguaras (es un pez con grandes escamas que se asemejan a unas piedras con vidas) , se esconden en las rocas, y para pescarlas o agarrarlas, tienes que agacharte, meter parte del cuerpo en el agua,  de ahí supongo viene el refrán muy monaguense, que dice “para comer Guaraguara tienes que mojarte el fundillo”. Caicara de Maturín fue fundada el 20 de abril de 1731, está ubicada en la zona Oeste del estado Monagas y al Noroeste de la ciudad de Punta de Mata,  limita por el Sur y el Oeste, con  el rio Guarapiche; por el Este, con la Quebrada El herrero; y por el Norte, con las Sabanas de Las Delicias y de Bajo Grande.

Rocio Higuera