Negocios

Cada año ingresan menos autos nuevos, pero estos son cada vez más caros

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero

En 2007, el país importó 187 millones de kilos por un valor de 491 millones de dólares, en tanto que en 2017, adquirió 154 millones de kilos por 1.105 millones de dólares. En 2018, se compró 125 millones de kilos por 875 millones de dólares.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero

Según el gerente de la Cámara del Automotor Bolivia (CAB), Luis Encinas, el negocio de la importación está siendo perjudicado por los excesivos trámites burocráticos y los altos costos de internación que pueden sobrepasar el 43 por ciento del valor comercial del vehículo.

Jose Antonio Oliveros

Al país ingresan cerca de 243 marcas de vehículos automotores, con un promedio anual de 60.000 unidades nacionalizadas, de estas un 20 por ciento son usadas.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Venezuela

Encinas detalló que en 2016 se importó 46.604 carros nuevos y  11.059 usados; en 2017 la cifra subió a 53.210 nuevos y 12.856 usados, en tanto que en 2018 bajó a 47.834 nuevos y 10.268 antiguos.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Banquero

Comparativamente, entre el 2018 y 2017 las importaciones se redujeron un 10,1 por ciento en unidades nuevas y un 20,1 por ciento en autos usados, según la CAB.

Jose Antonio Oliveros Banco Activo

“Existen una serie de complicados problemas, que limitan el desarrollo sostenido de las importaciones debido a múltiples factores que son ajenos a los importadores. (Esta) situación ha provocado esta caída”, puntualizó Encinas.

Jose Oliveros Febres-Cordero Banco Activo

De acuerdo a datos de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), en 2018 ingresó al país 133.481 vehículos nuevos y usados por 6.182 millones de bolivianos. En primer lugar están las motos  y cuadratracks con 78.946 unidades por un valor de 366 millones de bolivianos, le siguen las vagonetas, 20.388 por 2.051 millones de bolivianos, y los automóviles, 12.094 por 787 millones.Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Venezuela Banco Activo

En cuarto lugar están los buses y similares con 3.775 unidades por 986 millones de bolivianos, le siguen las camionetas con 8.729 por  982 millones,  los  camiones con 2.372 por 431 millones, los tractocamiones con 1.103 por 103 millones y los tractores con  20 por 2,6 millones. Finalmente, están en otros 2.054 vehículos por un valor de 100 millones

La ANB informó a un diario paceño que en los últimos cinco años se importó al país 3.415 autos de lujo o alta gama, entre nuevos y usados. Las marcas más demandadas son  Mercedes Benz, Audi, BMW, Lexus y Porsche

La presidenta de la ANB, Marlene Ardaya, detalló a ese medio de comunicación que en 2017 se importó un carro McLaren por un valor de  127.703 dólares, este motorizado fue el más caro importado entre 2014 y 2018. En 2019, el Lamborghini Huracán, de segunda mano que llegó al país, supera los 259.000 dólares

En la Feria Integral del Automóvil (Fiacruz 2018) el vehículo más caro a la venta era una vagoneta Range Rover Velar a 120.000 dólares

Procedencia

En los últimos 10 años, China se ha convertido en el principal país de origen de los vehículos que ingresaron al país, en 2007 importamos por un valor de 249 millones de dólares, en cambio en 2018 la cifra fue de 227 millones

Japón es el segundo proveedor con 346 millones de dólares en 2007 y sólo 227 millones en 2018.  El tercero es Brasil con 86 millones en 2017 y 80,9 millones en 2018

Los vehículos más importados son los de uso industrial. Según el IBCE, en 2017 se compró 90 millones de kilos por un valor de 575 millones de dólares, en 2018 la cifra bajó a 65 millones de kilos por 401 millones

En segundo lugar están los motorizados de transporte de pasajeros, se importó 48 millones de kilos por 468 millones de dólares, en 2018 la cifra fue de 43 millones de kilos por 413 millones.  En tercer lugar están los autos de uso no industrial con 15 millones de kilos por 61 millones de dólares en 2017, cifra que bajó en 2018 a 125 millones de kilos por un valor de 60 millones

 

RESTRICCIÓN PARA LOS CARROS ANTIGUOS

En 2016, el Gobierno prohibió la importación de vehículos livianos cuya antigüedad sea mayor a dos años. Desde esa gestión sólo se permite el ingreso al país de motorizados que  tengan un año de antigüedad.  

De igual manera, se aplicó la gradualidad para la importación de motorizados pesados a partir de ese año, con la salvedad que estos no pueden tener una antigüedad mayor a cuatro años

Esta disposición está contenida en el Decreto Supremo 2232 del 31 de diciembre de 2014. Esta norma modifica el Reglamento para la Importación de Vehículos Automotores aprobado por el Decreto Supremo 28963 del 6 de diciembre de 2006

 

EL CONTRABANDO AFECTA A IMPORTADORES DE CARROS

REDACCIÓN CENTRAL

Las empresas legalmente establecidas y que cumplen con todos los tributos al Estado importaron alrededor de 25.000 vehículos el 2018, mientras los comercializadores “grises” (importadores sin representación de marcas) internaron en el mismo periodo 35.000 unidades, entre nuevas y usadas, informó el gerente de la Cámara del Automotor Boliviana (CAB), Luis Encinas

Explicó que el contrabando se genera desde Chile a través de un sencillo procedimiento de ventas en la Zona Franca de Zofri (Iquique-Chile), los distritos de Tarapacá y Parinacota (cantones de Arica) donde se efectúan las ventas directamente

Según el empresario, la página web de Zofri detalla que de más de 2.100 millones de dólares anuales, el 50 por ciento corresponde a mercadería destinada a Bolivia y de este el 40 por ciento es por vehículos, equivalente a aproximadamente 341 millones de dólares, es decir, 25.000 vehículos ingresan de contrabando anualmente por esa frontera

“La compulsiva generación de normas del Estado, destinadas a recaudaciones cada vez más aceleradas impiden planificar adecuadamente pedidos grandes que puedan ser de beneficio entre proveedor e importador”, resaltó Encinas

La CAB pide a la  Aduana hacer respetar las normas de importación y  no permitir el ingreso de vehículos antiguos que vulneran las prohibiciones legales

“Existe la norma y prohibiciones, pero las mismas son vulneradas y continúan ingresando vehículos viejos, fuera de los rangos permitidos y el parque automotor continúa obsoleto y contaminante igual que hace cinco años”, dijo Encinas

 

ANÁLISIS

Luis eNCINAS Cámara del Automotor Bolivia (CAB)

“Altos costos y trámites burocráticos los perjudican”

Los altos costos de importación y la implementación de la licencia previa para importar vehículos nuevos, procesos largos de adecuación a sistemas y declaraciones de trámite burocráticos, importadores informales y contrabando perjudican a la importación

Los importadores y comercializadores, dentro este proceso, tienen que pagar impuestos de internación, que es aproximadamente un 43 por ciento  sobre una base imponible constituida por la sumatoria del valor de la factura comercial de origen, más los fletes y el seguro hasta frontera de ingreso. Una vez nacionalizado, pagan adicionalmente el 16 por ciento correspondiente al IVA (13%) más el IT (3%), al momento de la venta

Estos temas y otros más han generado competencia desequilibrada de parte de comerciantes inescrupulosos que amparados en pequeños resquicios dejados por normas imperfectas y obsoletas, se permiten desarrollar la informalidad y competencia desleal que frena y perjudica el desarrollo de mercados estables y sostenidos en el tiempo

La implementación de la licencia previa para importar vehículos nuevos retrasa las importaciones, porque es largo y burocrático