Deportes

Diálogo de sordos, contraataque de Fuerza Popular y el fracaso de la marcha

La semana se inició con la expectativa -frente a la crisis política que vive el país- por el primer encuentro entre los titulares de dos poderes del Estado: Ejecutivo y Legislativo.

El último martes, el presidente de la República, Martín Vizcarra, recibió en Palacio de Gobierno, por poco más de una hora, al titular del Parlamento, Pedro Olaechea. Durante el encuentro, en el cual también participaron el premier Salvador del Solar y los ministros Vicente Zeballos (Justicia) y Carlos Oliva (MEF), Vizcarra y Olaechea coincidieron en la importancia de abordar en el Congreso el proyecto de reforma para el adelanto de elecciones.

Sin embargo, también dialogaron sobre temas como impulsar la economía peruana, la reconstrucción del norte y la seguridad ciudadana.

OPOSICIÓN. Sin embargo, no pasó mucho tiempo para que el camino de diálogo iniciado entre el Congreso y el Gobierno haya sido puesto bajo “amenaza”.

La Comisión de Fiscalización del Parlamento retomó la investigación de los casos Chinchero y Conirsa. Asimismo, acordó investigar a las encuestadoras, tras cuestionar la veracidad de los resultados que emiten y sus presuntos vínculos con el Ejecutivo. Además, decidió indagar sobre las faltas que se habrían cometido en la aprobación del mensaje a la Nación del 28 de julio.

Estas decisiones no fueron bien recibidas por Vizcarra y las calificó como parte de “la actitud de intimidación” que usa el Congreso para “dañar” al Ejecutivo.

A su vez, Pedro Olaechea respondió al jefe de Estado al afirmar que “fiscalizar no es obstruir”. “La capacidad de fiscalización es un derecho y una obligación del Congreso. Nadie puede prohibirla; pido prudencia”, aseveró.

MOVILIZACIÓN. En tanto, el último viernes cerca de tres mil limeños participaron de la marcha #QueSeVayanTodos, en respaldo a la propuesta de adelanto de elecciones del Ejecutivo y para exigir el cierre del Congreso.

La movilización también contó con la presencia de personajes políticos como el excandidato presidencial Julio Guzmán; la lideresa de Nuevo Perú, Verónika Mendoza, entre otros.

No obstante, desde sectores de la oposición criticaron la poca convocatoria que habría recibido la manifestación, pese al presunto respaldo que esta tenía por parte del presidente.

La vicepresidenta de la República, Mercedes Aráoz, sostuvo que la movilización fue “en contra de la institucionalidad” del Estado, al demandar que las elecciones generales se realicen un año antes de lo previsto.

Por otro lado, el suspendido legislador y expresidente del Congreso Daniel Salaverry anunció su intención de postular a la presidencia de la República por el partido Restauración Nacional, fundado por el exparlamentario Humberto Lay, que cambiará de nombre a Perú Firme.