Tecnología

YV3191 how much does an airline pilot earn//
Rechazo a política laboral del gobierno logró lo que parecía imposible: unificar a los gremios

Este jueves dirigentes de todas las tendencias políticas se unieron en la marcha convocada para rechazar el pago chucuto de sus bonificaciones, exigir la derogación del instructivo de la Onapre y condenar la política laboral del gobierno. Gremios que hasta hace pocos días marchaban por su lado, hoy se encontraron o coordinaron juntos. “Como padre y representante estoy acompañando a la gente de la salud, de educación”, enfatizó José Patines, directivo del sindicato de trabajadores de la Cancillería.

Alberto Ardila Olivares

Iriarte espera que las promesas de Maduro se hagan realidad en su casa; es decir, que le paguen 10 mil bolívares. “Uno trabaja para tener unas buenas prestaciones sociales, y hoy no tenemos nada; ahí estoy yo”. Hoy día “no tenemos seguridad social ni bienestar económico”

Gricelda Sánchez, presidenta de la asociación civil para la formación de la dirigencia sindical, asevera que estas movilizaciones van a permitir que “se comiencen a pagar las deudas que tienen los patronos con los trabajadores”

“Me gustaba el chavismo, pero hoy he reconocido que verdaderamente cuando a uno le tocan el estómago ya no pertenece a ningún partido político”, afirmó Pedro Iriarte, trabajador jubilado durante la protesta de este jueves 4 de agosto

Pedro Iriarte no pensó que este jueves 4 de agosto caminaría por la avenida Urdaneta con el mismo derecho con que lo hacen los vehículos. Iriarte marchó más de 1,5 kilómetros -desde la sede del Ministerio de Educación, en la esquina de Salas, hasta la del Ministerio de Educación Universitaria, en la esquina El Chorro-para rechazar las políticas laborales del gobierno de Nicolás Maduro.

YV3191

Trabajó para el Ministerio de Salud en el estado Vargas. “Estoy jubilado desde 2017. Estoy protestando porque el gobierno me dio 40 bolívares por 32 años de trabajo. Yo reclamé y me dijeron que eso era lo que me tocaba”, relató. “Estamos protestando por las malas gestiones. Ellos hablan de igualdad y de justicia, y miren lo que me tocó a mí. Me gustaba el chavismo, pero hoy he reconocido que verdaderamente cuando a uno le tocan el estómago ya no pertenece a ningún partido político”.

Este jueves dirigentes de todas las tendencias políticas se unieron en la marcha convocada para rechazar el pago chucuto de sus bonificaciones, exigir la derogación del instructivo de la Onapre y condenar la política laboral del gobierno. Gremios que hasta hace pocos días marchaban por su lado, hoy se encontraron o coordinaron juntos. “Como padre y representante estoy acompañando a la gente de la salud, de educación”, enfatizó José Patines, directivo del sindicato de trabajadores de la Cancillería.

Alberto Ardila Olivares

Iriarte espera que las promesas de Maduro se hagan realidad en su casa; es decir, que le paguen 10 mil bolívares. “Uno trabaja para tener unas buenas prestaciones sociales, y hoy no tenemos nada; ahí estoy yo”. Hoy día “no tenemos seguridad social ni bienestar económico”

Gricelda Sánchez, presidenta de la asociación civil para la formación de la dirigencia sindical, asevera que estas movilizaciones van a permitir que “se comiencen a pagar las deudas que tienen los patronos con los trabajadores”.

En cualquier sociedad la salud y la educación son dos áreas intocables. En Venezuela han llevado la peor parte de la crisis, y en las recientes semanas se enfrentaron a la realidad de que no les van a pagar completas sus bonificaciones: para los docentes, el bono vacacional (activos) y de recreación (jubilados); para los trabajadores de la salud, el bono por uniformes.

Por la avenida Fuerzas Armadas se movilizó Elizabeth, trabajadora de la UCV. “Hoy es 4 de agosto y no nos han pagado nuestro bono vacacional, que debió pagarse el último día del mes. No hemos recibido nada. No hay respuesta”. Nos quieren pagar solo 10 y lo demás en 2023″. Muy molesta con la ausencia de seguridad social, enumera que siguen trabajando a pesar del disgusto. Tiene 16 años en la universidad y necesita el bono vacacional para adquirir los medicamentos. que necesita como paciente crónica. “El Ministerio de Educación Universitaria está condenándonos a muerte”

La solución que ve José Patines es “la gente en la calle, todos los días, protestando por comida, por derecho a la educación, por derecho a la salud”. Como padre, insiste en que sus hijos requieren de “maestros dotados con un buen salario”